Del modelo informático del siglo pasado, al Servicio Gestionado del XXI

Claves para su evolución por medio del cambio tecnológico actual


destacado1

Muchas empresas se encuentran con Sistemas y Servicios informáticos que no pueden dar respuesta a los retos de innovación y flexibilidad del entorno disruptivo actual

Nube, Movilidad, Seguridad, Rendimiento, Transformación Digital… La presión que recae sobre los responsables TI de las organizaciones es cada día mayor; conforme crecen las expectativas sobre el valor que deben aportar y a medida que se reduce su presupuesto.

La tecnología, a juicio de muchos directivos es la fuerza externa que más impacta en el negocio. Sin embargo, con recursos, conocimientos y presupuestos limitados, se complica que las TI puedan aportar el valor que esperan de ellas las empresas en la actualidad.

Abordar un proceso de Transformación Digital se ha convertido en un asunto prioritario para muchas organizaciones. La tecnología tiene la oportunidad de ser motor de cambio, de innovación o de competitividad; pero también es una cuestión de supervivencia. En un periodo inferior a 10 años la empresa será digital… o no será.

¿Cómo hacer frente a esta situación?

 

destacado2 destacado3  destacado4

3 razones por las que incorporar Servicios Gestionados en su empresa

Transicionar del modelo informático tradicional hacia un o de Servicios Gestionados permite que su organización pueda delegar con éxito, de forma parcial o completa, la carga que supone gestionar su plataforma tecnológica. Y posibilita el óptimo funcionamiento y alineado con la estrategia de la empresa, de los recursos tecnológicos que dan soporte a sus procesos de negocio.

Consideramos que una empresa debería considerar la incorporación de Servicios Gestionados por las siguientes 3 razones:

1. Podrá orientar los recursos y personas Clave al negocio

Tanto si la empresa dispone de un Director de informática como si otro directivo de la empresa compagina esta función con las labores propias de su puesto, agradecerán liberarse de tareas como la vigilancia del fallo, la solicitud de soporte de los usuarios, la resolución de incidencias, administración de
recursos… o incluso de la responsabilidad de mantener los sistemas disponibles, cuando existe una caída o cuando hay que recuperarlos empleando planes de contingencia.

Los recursos y personas que son Clave en la empresa deberían dedicarse a aquello para lo que fueron contratados, evitando que las labores que no aportan valor para el negocio ocupen su tiempo. Para lograrlo, en el caso de la tecnología, es posible externalizar con éxito las actividades necesarias para
la atención al usuario, la monitorización, las resolución de problemas o incluso delegar lacompleta gestión de la infraestructura.

Aportará una respuesta rápida, eficaz y eficiente a los usuarios, un nivel de servicio que los recursos de la empresa no son capaces de asumir y que además, a medida que crecen las peticiones, se ven más colapsados.

Puede externalizar la función del Centro de Soporte a Usuarios. Puede hacerlo con un procedimiento y con unas herramientas adecuadas, con unos SLAs y un seguimiento. Se trata de un Servicio Gestionado que está complementado por el resto de la organización técnica por lo que además de registrar, tratar y categorizar las peticiones de los usuarios, está capacitado para dar respuesta a incidencias de segundo nivel o incluso cuando se hace necesario una intermediación con un fabricante.

Un Service Manager se responsabilizará del funcionamiento del Servicio, con objetivos, niveles de servicio e indicadores, colaborando con el Responsable de informática o el Directivo correspondiente de su empresa.

2. Conseguirá un importante ahorro de costes y eficiencia

Ya que evitará que recursos internos, no expertos y con coste elevado se dediquen a labores de soporte o administración de sistemas de forma ineficaz.

A través de un Servicio Gestionado, podrá disponer del Departamento de Informática experto y experimentado que necesita (o de la extensión del mismo si ya cuenta con él), por una fracción del coste que le supondría incorporarlo a su organización.

Los usuarios esperan obtener más, pero también los directivos desearían obtener mayores resultados de su tecnología; más innovación, más y mejor información que les permita tomar decisiones. Aumenta la presión sobre los Sistemas de Información y su presupuesto, decrece.

En un modelo de gestión TI tradicional, la solución pasaría por incorporar más recursos. Sin embargo, un enfoque basado en Servicios Gestionados es capaz de dar respuesta a esta situación de “hacer mucho más con menos”. Además de conseguir que las personas clave dediquen su actividad a lo que es realmente importante, el Service Manager o un Director TI a tiempo parcial establecerán una estrategia de Sistemas con un alcance y unos objetivos totalmente alineados con la estrategia de la empresa consiguiendo dar respuesta a los retos de innovación.

3. Reforzará la seguridad de los Sistemas de Información

La securización de los sistemas nunca ha sido tan crítica como lo es en estos momentos. Los nuevos y más sofisticados ataques, el crecimiento exponencial del uso de dispositivos móviles en las organizaciones y de su malware, las técnicas de ingeniería social aplicadas…

La escasez de recursos y políticas de seguridad eficaces en la empresa y junto con el desconocimiento y negligencia del usuario, hace que nos encontremos ante un preocupante panorama de inseguridad informática. A través de un Servicio Gestionado, logrará reforzar el nivel de seguridad de los elementos críticos de los Sistemas de Información. El servicio se encargará de que su infraestructura esté siempre disponible, a último nivel de parches y con sus datos protegidos.

Hará de la tecnología una oportunidad, no una amenaza, porque si la empresa no pone a disposición de los usuarios recursos tecnológicos que satisfagan sus expectativas, buscarán tecnología más allá de la que pueda ofrecer la organización y la emplearán para hacer más eficiente su trabajo. Es esta situación de disrupción tecnológica, se observan nuevas formas de funcionamiento por parte de los usuarios, que emplean recursos informáticos de forma descontrolada sin que hayan sido autorizados previamente por la empresa, comprometiendo la seguridad de la información.

La securización de los sistemas nunca ha sido tan crítica como lo es en estos momentos. Los nuevos y más sofisticados ataques, el crecimiento exponencial del uso de dispositivos móviles en las organizaciones y de su malware, las técnicas de ingeniería social aplicadas…

Lo hacen buscando un mejor desempeño de su labor, saben que existe tecnología que lo posibilita pero la empresa no la ha incorporado. La tecnología avanza de forma tan rápida que en muchas ocasiones la empresa no es capaz de decidir qué puede incorporar y de qué forma. Esta parálisis supone la amenaza de perder competitividad frente a competidores eficaces.

 

destacado5

Criterios para elegir al proveedor correcto de Servicios Gestionados

Cercanía y compromiso.

Escuchar y así entender las necesidades del Cliente para poder adaptar con éxito los recursos y procesos a un modelo de servicio particularizado para la consecución de sus objetivos de negocio, imprescindible en la selección de un proveedor.

Contrate profesionales que hagan suyos los problemas del Cliente, comprometidos con sus necesidades y que de manera confiable aporten servicios y soluciones excelentes.

Metodología

Busque empresas que basen su funcionamiento en ITIL, la librería de buenas prácticas para la Gestion de TI, que se ha convertido en un están dar reconocido a nivel mundial. Con ITIL el proveedor define servicios que sean capaces de cumplir con los acuerdos alcanzados con el cliente, que tengan la capacidad y estén disponibles para apoyar al negocio. ITIL incluye gestión del cambio, de configuraciones, gestión de los eventos, peticiones, incidencias, problemas, acceso a los activos… informes y un compromiso con la mejora continua del negocio enfocado dentro del ciclo de vida de los servicios.

Especialización y certificaciones

Un proveedor debería estar avalado por las certificaciones técnicas de los principales fabricantes del sector TI pero también por certificaciones basadas en normas ISO9000 o ISO27000.

>>Descargue el informe completo en pdf